Cómo cargar la BMW C Evolution, I

Con toda seguridad, la mayor controversia con ésta motocicleta es la necesidad de recarga cada cierto kilometraje. Vamos, algo que a priori nos resulta tan habitual en las motocicletas con motor de gasolina puede terminar resultando paradójicamente negativo en la E-Scooter de BMW. Y no falta razón, por varios motivos: desde luego que no hay tantos puestos de carga eléctrica como gasolineras, y desde luego que el proceso no es tan rápido ni cómodo.

Pero antes que nada cabe constatar lo siguiente. Quien adquiere una unidad de este tipo no sólo es un esperanzado usuario con vistas al futuro, sino que tampoco renuncia a la pequeña incomodidad de un mundo que -todavía- no está adaptado a lo que es inevitable. Y eso nos reviste de épica, de ilusión y de modernidad. Y de esnobismo, como a cualquier cuñado.

Valga como detalle el nutrido post de nuestro admirado Charly Sinewan en el que intenta unir Madrid con Barcelona sin pisar autopista ni autovía, en un tiempo fijado de 72 horas. ¿Lo consigue? ¡Claro que no, a quién le importa eso! Pero le va de un pelo, pues en el último día se pierde, se desvía un poco y tiene dificultades en la última carga.

Al lío. Que la moto se carga como si fuera un smartphone, ¿vale? Dejad que os explique cómo.

En primer lugar cabe desconectar completamente la moto (sacad la llave) y buscad un enchufe. Uno normal. Con la única condición que la instalación tenga toma de tierra, pero vamos, que casi todos son así. No toméis en cuenta lo que sale a la derecha del enchufe: es un mando de montacargas. Eso no hay que tenerlo, no influye en nada.

enchufe
Enchufe tipo shuko.

 

En él enchufamos el cable tipo Mennekes que nos dieron al comprar la moto. En dicho cable hay dos extremos, uno con el enchufe estándar y el otro con un enchufe raro que más tarde explicaremos. Una vez conectado, si la instalación tiene toma tierra, los leds se activarán en verde y pasaremos a subir o bajar con las flechitas la potencia máxima que puede soportar la instalación. Si los leds, en cambio, se tornaran rojos entonces hay que llamar al electricista y que te actualice la instalación al Siglo XXI ¡por favor!

Conversor tipo Mennekes
Latiguillo Mennekes Type 2

Algunos me habéis preguntado en Facebook qué es eso de las flechitas: con ellas seleccionamos la potencia máxima que soporta nuestra instalación: 6 Amperios, 8 Amperios, 10 Amperios o 13 Amperios. ¿Y cuál es la que tengo en casa? Ni idea. Haced lo que hace todo hijo de vecino: empezad por abajo y quedaos ahí. Llamad al electricista y que os responda. En mi despacho lo puse de buenas a primeras al máximo (13A, bendita ignorancia) y definitivamente no pasó nada. En cambio, en mi vivienda, con 13 Amperios me saltan los diferenciales eléctricos… Vivir para ver.

Detalle Mennekes
Mando de control Mennekes

Huelga decir que cuanta más potencia tengamos seleccionada en el mando, más rápido se cargará la batería. Por tanto, 13 Amperios cargan más rápido que 6 Amperios. Probablemente alguien os responderá, con razón, que es preferible cargar la batería a baja potencia (por lo que 6 amperios es mejor que 13 amperios). Bueno, ni idea. Seguro que sí, pero un servidor tiene asumido que la batería de mi E-Scooter no durará toda la vida, así que no voy a empezar a preocuparme por el Litio antes de que toque. Yo, a toda castaña oiga.

Y en la próxima entrega, la resolución del cliff-hanger del verano. Cómo se enchufa eso tan feo en una moto tan bonita.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s