Primera toma de contacto

Pues en realidad todo fue muy rápido. Probar la moto, madurar la compra durante exactamente un año y volver a llamar al comercial -siempre atento- para pedir que actualizara el presupuesto nuevo. De un año a otro no ha habido prácticamente variación económica, pero sí es cierto que la compañía ya tiene claro qué tipo de vehículo ofrecen, y a qué target apuntan. Y, créanme, un servidor no encaja de ninguna de las maneras en el propietario de una motocicleta eléctrica como ésta. Jamás he tenido el menor interés por las motocicletas que las consideraciones prácticas propias de su uso en la vida urbana -excelente para callejear, aparcar, desplazarse y enredarse por la urbe- con trayectos máximos de veinte kilómetros, sin carnet A de ninguna clase, y sin el menor interés en la tecnología.

A mi, todo lo moderno me da algo de grima. Incluso éste blog y su narcisismo digital.

Pero al final hay que ser práctico, y quizás es conveniente poner por escrito lo que cada día me preguntan las personas con las que comparto semáforo o ceda al paso. Sí, es eléctrica. Sí sí, de BMW. En efecto, preciosa. Sí, es rápida como una bala.Y sí, está encendida a pesar de no hacer ruido.

BMW-C-Evolution-Cockpit

Fuera de esto, han habido cuestiones que me han venido (aún más) nuevas: la necesidad de moderar mi pilotaje, la conveniencia de actualizar el equipo de seguridad personal y, como no, la adaptación a un vehículo que no sólo acelera de 0 a 50 como un Porsche 911 GT3 , sino que sorprendentemente pesa cerca de 300 Kilogramos.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s